...

Por diseñar castillos sin almenas perdí, otra vez, las llaves de mi casa.

jueves, 19 de mayo de 2016

Lo sé desde siempre. Que nada es importante, que lo que importa —si se desea vivir— es prescindir o aprender a prescindir.

Alejandra Pizarnik

sábado, 14 de mayo de 2016

Si te muestro la canción que no me cantaron para dormir,
y la colección de recuerdos de una infancia que me inventé,
si te hablo de las cicatrices que no tengo,
y las historias de amor que no viví,
si te lleno de regalos robados
y retoco fotografías añadiéndole mi cara o escenarios especiales,
si te escribo de manera distante e impersonal,
y entre tanta mentira me decido a odiarte de verdad
¿regresarías?

(Edel Juárez)

lunes, 25 de abril de 2016

jueves, 7 de abril de 2016

Contraelegía

Mi único tema es lo que ya no está
Y mi obsesión se llama lo perdido
Mi punzante estribillo es nunca más
Y sin embargo amo este cambio perpetuo
este variar segundo tras segundo
porque sin él lo que llamamos vida
sería de piedra.

-José Emilio Pacheco 

domingo, 20 de marzo de 2016

La inercia implacable,
el mal ajeno,
los semáforos en ámbar,
nuestras derrotas,
la inanición civil,
razones estériles
de un desengaño.

La dimensión de las miradas,
los aplazados finales,
la ausencia de puntos suspensivos,
el destello irrecuperable,
mil sistemas que rompan
el presente.

Los años perdidos,
la huida aplazada,
las iniciales ausentes,
las pequeñas mentiras,
el deseo injustificable
de un deseo.

Los márgenes desconocidos,
la ira matinal,
unos cuantos silencios,
la voluntad del cambio
y la imposibilidad de ocultarse.


Todo nacerá y morirá
con el ruido invisible del día.

Montañas de cenizas,
un domingo,
20 de marzo,
de madrugada,
sin resaca.

viernes, 15 de enero de 2016

Yo creí devorar el desequilibrio.

Creí conducir nuestra obscena soberbia
hasta que el miedo nos detuviera o nos hiciera derrapar.

Pero nadie podrá salvarnos.
No,
nadie
podrá.


Moriremos al ponerse el desencanto.

miércoles, 16 de diciembre de 2015